Joyas Inmobiliarias
 
Propiedades únicas en venta, castillos, palacios, elementos significativos de la arquitectura popular, clásicos del S. XX, propiedades que forman parte de nuestro patrimonio cultural

Hotel en Villaverde de Pontones
















Zona: Cantabria

Tipo: Clasicos del S XX

Uso: Hotel

 

Villaverde de Pontones está situada en la costa oriental de Cantabria, en la zona llamada Ribamontán al Monte, próximo a Solares y bien comunicado con Santander. La costa está a tan solo 6 kms, en una zona con magníficas playas (Langre, Loredo, Somo, el Puntal, Galizano...). En las inmediaciones hay 4 campos de golf, incluido el Real Club de Golf de Pedreña, y otros atractivos turísticos como el parque natural de Cabárceno, las Cuevas de Altamira a unos 25 minutos, y poblaciones tan interesantes como Santillana del Mar y Comillas.

Allí se construyó este bonito hotel en 1912, siguiendo el proyecto del arquitecto Javier González de Riancho, que había alcanzado fama como uno de los autores del Palacio de la Magdalena. Mientras que en La Magdalena adoptó un estilo pintoresco adoptado del historicismo romántico inglés, en esta casa se mezclaron los modelos más sobrios del hotelito francés o centroeuropeo del cambio de siglo con elementos propios de la arquitectura cántabra, como el uso de la piedra vista de cantería enmarcando los paños de fachada, y los achaparrados buhardillones de cubierta, de sabor más bien local.

La casa, que el propietario inicial construyó para su hija usando un premio gordo de la lotería, cayo luego en el abandono y llegó en estado ruinoso hasta el año 2000, cuando el propietario actual la adquirió para transformarla en un pequeño hotel rural que ha recibido las mejores distinciones de Calidad de Cantabria, a cuyo Club Cantabria Gran Reserva pertenece.

Situado sobre una finca de 1760 m2, el edificio tiene 130 m2 de planta, contando con planta baja y primera, más una buhardilla muy aprovechada, y unos 40 m2 de sótano para instalaciones.

En la planta baja se sitúa la vivienda de los propietarios, compuesta de un amplio dormitorio, salón, cocina, baño y aseo. En las dos plantas superiores se sitúan las 7 habitaciones para huéspedes, todas ellas con su baño, y un desayunador con salón también en la segunda planta. El acceso a esas plantas de huéspedes es totalmente independiente desde el interior, lo que facilita la gestión y permite a unos y otros mantener la necesaria privacidad.

La decoración interior de la casa es exquisita, con un adecuado equilibrio entre la recuperación de elementos y materiales originales, y los gustos y necesidades funcionales actuales, formando un conjunto muy bien conseguido. A ello colabora igualmente el mobiliario y el equipamiento, todo ello incluido en el precio de venta en perfecto estado de uso.

La edificación cuenta con las instalaciones más modernas, como la calefacción por suelo radiante, cuyo funcionamiento independiente permite adaptar los consumos a lo necesario según el uso real en cada momento.

La casa está situada a 100 metros del pueblo, y la finca es urbana, no habiendo agotado su edificabilidad, por lo que sería posible ampliar la superficie con alguna edificación independiente, si se considerase necesario.

Además del mantenimiento del negocio actualmente en marcha, la casa podría servir igualmente como vivienda particular bien dotada de dormitorios para invitados y familia, o tendría fácil remodelación con la colaboración del actual propietario que, siendo arquitecto interiorista y conociendo perfectamente la casa, la realizaría encantado y con las mejores garantías.

El precio de venta, incluyendo el negocio totalmente equipado hasta la televisión de cada habitación, la ropa de cama y restantes enseres, es de 1.300.000 Euros

 

  • Precio: 1.300.000  €